Hola, ¡muy buenos días!

Como siempre es un placer compartir este rato contigo, muchas gracias por tu interés en nuestras historias de experiencias gastronómicas. Una vez más es Isotta quien te habla, parecería que Andrea no existe, ¿verdad? Pero ella es real, y como decía en su descripción en nuestra bio es bastante callada e introvertida por lo general, así que me temo que la mayoría del tiempo estaré yo aquí escribiendo. La semana pasada te conté de nuestras vacaciones de Navidad 2019, un viaje donde conociste a la familia de Andrea y los 5 platos que me hacen viajar a Bolivia.

Hoy volvemos a Madrid, quiero hablar de dos temas fundamentales para nosotras y que están a la base de lo que estamos construyendo con Eatsperience: la importancia de usar ingredientes de calidad y de apoyar al pequeño comercio.

INGREDIENTES DE CALIDAD Y PEQUEÑO COMERCIO

En las grandes ciudades a veces es complicado moverse de un lado a otro para encontrar tiendas donde comprar con total confianza. Los ingredientes de calidad hacen que un plato obtenga un sabor excelente, a pesar de la habilidad de quien cocina, y muchas veces son los pequeños comercios los sitios mejores para encontrar justamente esto. Madrid es una ciudad genial en este sentido, como siempre solemos decir Andrea y yo “aunque sea una capital grande, en cada barrio te parece de estar en un pequeño pueblo” donde toda la gente se conoce y donde tienes tus tiendas de confianza. En La Latina, nuestro barrio, tenemos la suerte de tener dos de los mercados más auténticos y tradicionales de Madrid: la Galería La Paloma y el Mercado de la Cebada. Si has leído nuestro artículo sobre nuestros 5 rincones gastronómicos favoritos de Madrid, seguro te suenan estos mercados porque allí mencionaba las carnes de Manolo, los pescado de Pedro, los quesos de Marisa y los helados de Christian. Lo que no te mencioné en esa ocasión son las extraordinarias frutas y verduras de la frutería de los Hermanos Hernández.

Frutería Hermanos Hernández

Era el verano 2019 y llevaba un tiempo probando tiendas que no conocía, buscando ingredientes de calidad para elaborar mis platos, y deseaba muchísimo apoyar al pequeño comercio local. Una conocida, entonces, me dijo que dentro del Mercado de la Cebada iba a encontrar exactamente lo que necesitaba: sólo tenía que ir y buscar a los Hermanos Hernández. En realidad son dos hermanos y una hermana, la tercera generación de fruteros, y si vas a visitar su tienda te darás cuenta que te atienden como a un familiar más. Seguí el consejo y al llegar fui atendida por Carlos, que se volvió desde ese momento “mi hombre de confianza” para todo lo que sea fruta y verdura, tanto en nuestro trabajo como para nuestro consumo personal. Además de tener a diario productos de alta calidad, si necesitamos algo más específico o poco común siempre hacen todo lo que pueden para encontrarlo, son un verdadero acierto. Como soy bastante nueva en el mundo de la restauración, siempre es bienvenido cualquier asesoramiento que me ayude a entender mejor la temporalidad de las cosechas, las ventajas de elegir un producto en lugar de otro, y conocer desde más cerca las diferentes variedades y cualidades de una fruta o una verdura. Duermo sueños tranquilos sabiendo que tanto Mari Carmen, como Carlos y Jesús siempre me están aconsejando de la mejor manera. Para mi es una tranquilidad saber que puedo dejarme guiar por estos profesionales, manteniendo un trato cercano y amistoso con ellos y con sus colaboradores. Porque claro, ¡una parlanchina como yo aprecia mucho una buena charla mientras hace la compra!

¿Conoces el dicho que recita: “Confiar es bueno pero desconfiar es mejor” ? Pues en Italia lo conocemos muy bien y por esto en su día hice mis pruebas: comparé algunas frutas y verduras compradas en la Frutería Hermanos Hernández con las de los supermercados más grandes..y bueno, ¡ya te puedes imaginar cuál fue el veredicto! El sabor era explosivo, nada que ver con los productos sosos del supermercado.

Apoyar el pequeño comercio es una apuesta donde ganan todos: el cliente consigue los productos mejores y las tiendas no sucumben a las grandes distribuidoras. Si confias y quieres probar sus productos, acércate al Mercado de la Cebada, busca Frutas y Verduras Hermanos Hernández y dile a Carlos, Mari Carmen o Jesús que te mando yo, ¡igual no te hace un descuento pero te tratarán como familia! 

No hemos terminado aún

Los vegetales son solo algunos de los ingredientes de calidad que usamos para elaborar los platos de nuestros social dinners y clases de cocina. Como sugiere mi nacionalidad, no puedo vivir sin comer y ofrecer productos italianos deliciosos. La semana que viene te desvelaré donde encontrarlos. Y hasta entonces.. ¡Apoyemos el pequeño comercio!

Hasta pronto, un abrazo

Isotta

Frutería Hermanos Hernández,
Mercado de la Cebada, Madrid, 2020.
Carlos Hernández, mi hombre de confianza,
Mercado de la Cebada, Madrid, 2020.