¡Buenos días! Al principio estaba un poco nerviosa con la idea de escribir nuestro propio blog, pero la verdad le estoy tomando un cierto gustito. Siempre me ha gustado escribir, y ahora que puedo hacerlo y hablar de lo que más me gusta, (¡y encima sin nadie que me interrumpa!), ¡es una sensación fenomenal!

Soy Isotta, si es la primera vez que aterrizas en este blog, puedes visitar nuestra página web para conocer el proyecto Eatsperience Madrid y conocernos un poco mejor a nosotras, Isotta y Andrea.

En la anterior, y primera publicación, te presenté el mundo del social dining y comentado de una manera muy superficial en qué consiste un evento de social dinner, cómo funcionan las plataformas de social eating, y cuáles son las dinámicas entre anfitriones locales y huéspedes. Como adelantaba, hoy te diré como convertir tu piso en un supper club, y volverte anfitrión, o anfitriona de cenas y comidas caseras y entrar a formar parte de este trend que acomuna muchísima gente en todo el mundo: el social dining con un anfitrión local y comida casera de calidad. Te presento los 5 pasos para volverte anfitrión y empezar a organizar social dinner en tu casa, y recibir huéspedes de tu misma ciudad y de la otra punta del mundo.

Los 5 pasos para ser anfitrión

  1. Haz una búsqueda en internet para ver cómo funcionan plataformas como EatWith, Mamaz Social Food y las experiencias entre fogones de Airbnb. Antes de volverte anfitrión es importante conocer la experiencia cliente en estas páginas web, aprender cómo cada una muestra los resultados y cómo categorizan las diferentes experiencias, la información que aparece y el proceso de reserva. Fíjate en las presentaciones de los anfitriones y las anfitrionas locales, los menús que ofrecen y, sobre todo, en los comentarios y reviews que sus huéspedes les han dejado: tienes que saber qué buscan y valoran más tus futuros compañeros de mesa, para poderles ofrecer una experiencia inolvidable.
  2. Una vez entendido el mecanismo, necesitas un menú. Parece obvio, pero la elección de los platos no siempre es tan fácil como parece, hay que tener en cuenta algunas variables. No es suficiente que tu comida sea casera y de calidad, hay que captar la atención del huésped y ofrecer algo exclusivo: no hay una regla fija que funcione siempre para todos los anfitriones, porque justamente tu propia persona y carácter juegan un rol fundamental en un social dinner en tu casa. Hay quien está especializado en platos tradicionales, quien puede contar con una location exclusiva, y quien puede ofrecer un menú apto para diferentes restricciones alimenticias. Nuestro consejo es que hagas pruebas, coge lo que más te gusta cocinar y desarrolla tu experiencia en esa dirección, amigos y familia siempre serán felices de ayudarte haciendo de huéspedes, ¡y disfrutando de tus platos sin tener que pagar nada!
  3. Ahora que tienes una idea un poco más definida de la experiencia que vas a proponer, es el momento de inscribirte en las plataformas de social eating, experiencias gastronómicas, supper clubs de tu ciudad, actividades culinarias y turismo gastronómico y volverte anfitrión. Dependiendo de la plataforma el proceso puede necesitar un par de semanas antes que tu experiencia de social dining se apruebe, lo importante es que en una de tus pruebas hayas sacado buenas fotos de la comida, de la gente disfrutando de la cena, y del ambiente. Tus futuros huéspedes quieren ver lo que les espera.
  4. Un punto a veces crítico en este proceso es elegir cuánto le costará tu experiencia a tu huésped. No tengas miedo de ponerle precio a tu experiencia: ni siquiera has tenido tu primer social dinner y ya has estado trabajando para ello por lo menos 3 semanas, entre pruebas de platos, pruebas de cenas, fotos y proceso de aprobación de tus experiencias. Luego, hay que tener en cuenta tu menú, el precio de los ingredientes y la complejidad de los platos que prepararás, y el tiempo que dedicarás a preparación y actividad. Estás dedicando tu tiempo en crear una experiencia inolvidable para tus comensales y cocinarles platos caseros de calidad, esto hay que valorarlo. Mirar como se portan otros anfitriones puede darte una idea de las tendencias.
  5. Escucha las opiniones de quien te ayudó en tus pruebas, y no te preocupes de que todo esté perfecto en tu primer social dinner, ¡nunca será todo perfecto! Lo bueno es que casi nunca tus huéspedes se darán cuenta de todos los detalles imperfectos que tú veras. Será tu amabilidad, la calidad de tu comida, el ambiente íntimo y relajado y las charlas que harán que tus huéspedes no quieran irse nunca, y que tú no quieras que se vayan. Sé bien que parece más fácil decirlo que hacerlo, nosotras mismas después de un año seguimos emocionadas y nerviosas con cada cena, lo importante es no caer en el pánico. Quienes vienen a tu casa serán siempre seres humanos abiertos, amables y simpáticos. Es una actividad que aunque sea una moda mundial, es todavía para un nicho específico, la gente de mentalidad cerrada y acostumbrada a mal juzgar a los demás con mucha probabilidad no reservará para ir a un social dining en casa de un anfitrión desconocido.

Mucha suerte

¡Ya te puedes lanzar! Esperamos que estos consejos te sean útiles, y si decides convertirte en anfitrión, o anfitriona, de tu ciudad, estaremos encantadas de saber cómo te ha ido. Puedes contactar con nosotras en cualquier momento a través de la web de Eatsperience Madrid, o de nuestras redes sociales Instagram y Facebook.

La próxima vez te desvelaremos nuestros 5 rincones gastronómicos favoritos de nuestra ciudad, Madrid.

Un abrazo

Isotta